Este site necesita que tu navegador Internet tenga habilitado JavaScript. Infórmate sobre como habilitar JavaScript en tu navegador.
Este sitio usa cookies. Si continuas navegando estás aceptando su utilización. Más información

El Ártico se derrite. ¡Salvemos el Ártico!

Osos polares

© Nick Cobbing / Greenpeace

En los últimos 30 años hemos perdido tres cuartas partes de la capa de hielo flotante y 2016 va camino de ser el año más caluroso de la historia.

Durante 800.000 años el hielo ha sido parte permanente del Ártico. Ahora se derrite por el uso desmedido de energías fósiles (este año el mínimo de hielo ha sido el segundo peor de la historia). La disminución de hielo tendrá consecuencias globales y afectará no solo a morsas y osos polares, sino al clima del planeta, aumentando la frecuencia de tormentas y fenómenos metereológicos extremos. Para salvar el Ártico, debemos actuar ya.

El hielo refleja gran cantidad de calor solar hacia el espacio y mantiene así fresco al planeta y estabiliza los sistemas meteorológicos de los que dependemos para cultivar nuestros alimentos. Proteger el hielo significa protegernos a todos.

Únete a esta petición para lograr que el Ártico sea declarado por Naciones Unidas santuario global. ¡Firma para protegerlo!