Este site necesita que tu navegador Internet tenga habilitado JavaScript. Infórmate sobre como habilitar JavaScript en tu navegador.
Este sitio usa cookies. Si continuas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Prohibición del glifosato y protección de las personas y del medio ambiente frente a los pesticidas tóxicos

#Stopglyphosate

Apelamos a la Comisión Europea para que proponga a los Estados miembros la prohibición del glifosato, la reforma del procedimiento de aprobación de pesticidas y el establecimiento de objetivos de reducción del empleo de pesticidas de carácter vinculante en toda la UE.

Prohibir los herbicidas basados en el glifosato, ya que la exposición a esta sustancia se ha relacionado con el cáncer en humanos y con la degradación de ecosistemas; garantizar que la evaluación científica de los pesticidas sometidos a aprobación reglamentaria en la UE se basa exclusivamente en estudios publicados y encargados por las autoridades públicas competentes, y no por la industria de los pesticidas; establecer objetivos de reducción del empleo de pesticidas de carácter vinculante en toda la UE, con vistas a un futuro libre de pesticidas.

¿Por qué es tan importante?

Cada vez hay más evidencias científicas de los peligros del glifosato. Cuando un granjero lo utiliza en sus cultivos, este compuesto penetra en el suelo, se filtra en el agua y sus residuos permanecen en los cultivos: está en lo que comemos, en el agua que bebemos y en nuestros cuerpos.

Monsanto, Syngenta y el resto de la industria agroquímica están presionando para garantizar el futuro de su lucrativo negocio. Tenemos que asegurarnos de que nuestros políticos resistan sus presiones y protejan nuestra salud y el medio ambiente, y no los beneficios de las grandes compañías agroalimentarias.

El glifosato es solo la punta del iceberg. Necesitamos dar pasos hacia un mundo sin pesticidas químicos. Los políticos europeos tienen que tomar una decisión sobre los pesticidas basada en evidencias científicas, promulgar políticas orientadas a reducir su uso y promover la agricultura ecológica para proteger a los agricultores, a los consumidores y al medio ambiente.

Tenemos una oportunidad única para poner en marcha este cambio, ya que en 2017 la Unión Europea decidirá si permite o no el uso del glifosato durante los próximos 15 años. Asegurémonos de que nuestros políticos escuchan el mensaje alto y claro: No queremos estos químicos en nuestros parques, nuestras casas, nuestros campos y nuestra comida.

El glifosato, principal ingrediente del Roundup de Monsanto, es el herbicida más usado de Europa. Restos de este compuesto han sido encontrados en alimentos, bebidas e incluso en la orina de la gente. Los líderes europeos tienen ahora una oportunidad única para proteger a la gente y el medio ambiente.